Placa Madre Intel: La Mejor Calidad al Mejor Precio

La placa madre es uno de los componentes más importantes de cualquier computadora, ya que es el encargado de conectar todos los demás componentes entre sí. Intel es una de las marcas más reconocidas en el mercado de las placas madre, gracias a su excelente calidad y rendimiento. En este artículo te presentamos la placa madre Intel, la mejor opción para aquellos que buscan calidad al mejor precio. Descubre por qué esta marca es la preferida por los expertos en informática y cómo puedes aprovechar todas sus ventajas en tu próxima compra.

Top 10 mejores opciones de motherboards para comprar en 2023: Guía completa de compra

Si estás buscando una placa madre Intel de calidad y a buen precio, estás en el lugar correcto. En este artículo te presentamos las Top 10 mejores opciones de motherboards para comprar en 2023, con una guía completa de compra para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Qué es una placa madre Intel?

La placa madre Intel es el componente principal de cualquier computadora, ya que es la encargada de interconectar todos los demás componentes. Es por eso que es importante elegir una placa madre de calidad para garantizar un buen rendimiento y estabilidad en el funcionamiento de tu PC.

Top 10 Mejores Opciones de Motherboards para Comprar en 2023

  1. ASUS ROG Strix Z390-E Gaming: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y múltiples puertos USB para una conectividad completa.
  2. Gigabyte Z390 AORUS Master: Esta placa madre cuenta con un diseño de VRM de 12 fases y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene tres ranuras de memoria y múltiples puertos USB-C para una conectividad rápida.
  3. MSI MPG Z390 Gaming Edge AC: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y una tarjeta de red inalámbrica integrada para una conectividad completa.
  4. ASRock Z390 Phantom Gaming-ITX/ac: Esta placa madre cuenta con un diseño compacto y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene dos ranuras de memoria y múltiples puertos USB-C para una conectividad rápida.
  5. ASUS Prime Z390-A: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y múltiples puertos USB para una conectividad completa.
  6. Gigabyte Z390 Gaming X: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y múltiples puertos USB para una conectividad completa.
  7. MSI MPG Z390M Gaming Edge AC: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y una tarjeta de red inalámbrica integrada para una conectividad completa.
  8. ASUS TUF Z390-PLUS Gaming Wi-Fi: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y una tarjeta de red inalámbrica integrada para una conectividad completa.
  9. Gigabyte Z390 UD: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y múltiples puertos USB para una conectividad completa.
  10. MSI Z390-A PRO: Esta placa madre cuenta con un chipset Z390 y soporta procesadores Intel de octava y novena generación. Tiene cuatro ranuras de memoria y múltiples puertos USB para una conectividad completa.

Guía completa de compra

Para elegir la placa madre Intel adecuada para ti, es importante tener en cuenta algunos factores clave:

  • Chipset: El chipset es el conjunto de circuitos integrados que se encarga de la comunicación entre los componentes de la placa madre. Asegúrate de elegir una placa madre con un chipset compatible con tu procesador Intel.
  • Conectividad: Asegúrate de que la placa madre tenga suficientes puertos USB y otros tipos de conectores para tus necesidades.
  • Ranuras de memoria: Si planeas hacer upgrades en el futuro, elige una placa madre con suficientes ranuras de memoria para agregar más RAM.
  • Diseño: Si estás construyendo una PC de alta gama, es posible que desees una placa madre con un diseño atractivo y características adicionales como iluminación LED RGB.

Asegúrate de elegir

Descubre las mejores marcas de tarjetas madre para potenciar tu PC

Si estás pensando en actualizar tu PC o armar uno nuevo, una de las decisiones más importantes que debes tomar es elegir la placa madre adecuada. La placa madre es el componente que conecta todos los demás elementos del PC, por lo que es crucial elegir una de buena calidad y que se adapte a tus necesidades.

Entre las marcas más reconocidas y confiables en cuanto a placas madre se encuentra Intel. Intel es líder en la producción de procesadores, pero también tiene una amplia variedad de placas madre que ofrecen la mejor calidad al mejor precio.

Las placas madre de Intel se caracterizan por su alta durabilidad y resistencia, lo que significa que durarán muchos años sin sufrir fallas. Además, estas placas madre están diseñadas para maximizar el rendimiento de los procesadores Intel, por lo que son la elección perfecta si estás buscando potenciar tu PC.

Otra ventaja de las placas madre de Intel es que ofrecen una gran cantidad de opciones de conectividad y expansión, lo que significa que podrás agregar más componentes a tu PC en el futuro. También son muy fáciles de instalar y configurar, por lo que no necesitas ser un experto en informática para aprovechar al máximo tu placa madre Intel.

Sus placas madre ofrecen durabilidad, rendimiento y opciones de expansión, todo a un precio muy competitivo. No te arrepentirás de elegir una placa madre Intel para potenciar tu PC.

Z690 vs Z790: ¿Cuál es la mejor opción para tu PC? Comparativa y análisis detallado

Si estás buscando una placa madre Intel de alta calidad al mejor precio, es posible que te hayas encontrado con dos opciones: Z690 y Z790. Ambas placas madre son muy similares en términos de especificaciones, pero hay algunas diferencias clave que debes conocer antes de tomar una decisión sobre cuál es la mejor opción para tu PC.

Te puede interesar:  Juega como un Pro con esta PC de Juegos Micro ATX

Las especificaciones

En términos de especificaciones, la Z690 y la Z790 son muy similares. Ambas placas madre tienen soporte para procesadores Intel de última generación, incluyendo los procesadores Core i9, i7 e i5. Ambas también tienen soporte para DDR4 RAM de alta velocidad, así como para múltiples tarjetas gráficas.

Sin embargo, hay algunas pequeñas diferencias entre las dos placas madre. La Z690 tiene soporte para PCIe 5.0, lo que significa que es capaz de proporcionar velocidades de transferencia de datos más rápidas que la Z790. La Z690 también tiene soporte para Thunderbolt 4, lo que significa que es capaz de proporcionar velocidades de transferencia de datos más rápidas y capacidades de carga más altas que la Z790.

El precio

En cuanto al precio, la Z690 y la Z790 tienen un precio similar. Sin embargo, la Z690 suele ser un poco más cara debido a sus especificaciones ligeramente superiores. Si estás buscando una placa madre Intel de alta calidad al mejor precio, la Z790 puede ser la mejor opción para ti.

La calidad

En términos de calidad, tanto la Z690 como la Z790 son excelentes opciones. Ambas placas madre están fabricadas con materiales de alta calidad y están diseñadas para durar muchos años. Si estás buscando una placa madre Intel de alta calidad al mejor precio, tanto la Z690 como la Z790 son excelentes opciones.

Descubre la duración de una placa madre: ¿Cuánto tiempo puede durar?

La duración de una placa madre es un factor importante a considerar al momento de comprar una nueva para tu computadora. Si bien algunas personas optan por actualizar su placa madre con frecuencia, otras prefieren invertir en una de alta calidad que les dure por varios años. En este artículo, te explicaremos cuánto tiempo puede durar una placa madre Intel y por qué deberías considerarla como una opción de calidad y durabilidad.

¿Cuánto tiempo puede durar una placa madre Intel?

La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, como el uso que le des a tu computadora y la calidad de la placa madre que elijas. Sin embargo, en general, se puede esperar que una placa madre Intel de calidad dure entre 5 y 10 años. Algunas incluso pueden durar más si se les da un buen mantenimiento.

Es importante destacar que la duración de una placa madre no solo depende de la marca, sino también de cómo la cuides y de la calidad de los componentes que utilices en ella. Si utilizas componentes de baja calidad o si no le das un buen mantenimiento a tu placa madre, es probable que su vida útil se vea reducida.

¿Por qué deberías considerar una placa madre Intel?

Intel es una de las marcas más reconocidas y confiables en el mundo de la tecnología. Sus productos son conocidos por su alta calidad y durabilidad, y sus placas madre no son la excepción. Al elegir una placa madre Intel, puedes estar seguro de que estás invirtiendo en un producto de calidad que te durará por varios años.

Además, las placas madre Intel suelen tener una amplia compatibilidad con otros componentes, por lo que puedes estar seguro de que podrás actualizar y mejorar tu computadora a medida que lo necesites sin tener que preocuparte por la compatibilidad.

La mejor placa base Intel 2023 para las CPU 14 /13 / 12ª generación (14600K, 13600K, 12400 y más)

Hola, bienvenidos nuevamente a PC Builder, soy Jason. Ya sea que estés armando una PC para juegos con un i5 12400 o una PC para juegos en 4K Ultra con un i9 5600K, encontrar la mejor placa base de Intel puede ser muy confuso. Por eso, hoy vamos a cubrir todo lo que necesitas saber para conseguir la mejor placa base para los CPUs de Intel de 14.ª generación, así como también para los de 12.ª y 13.ª generación. También te daremos recomendaciones específicas de productos para cada nivel de presupuesto. Recuerda, si encuentras útil este video, dale «Me gusta», ya que esto ayuda mucho al canal. Y por supuesto, suscríbete y activa la campana de notificaciones para que te enteres cuando publiquemos contenido genial. Antes de continuar, quiero mencionar que este video está patrocinado por vipd key. Di adiós a las licencias caras de Windows 10 y a la molesta marca de agua de «Activar Windows 10». Usa los enlaces en la descripción del video para visitar vipd key y conseguir una licencia OEM para Windows 10 Home o Pro a un buen precio. Utiliza el código de descuento «pc25» para obtener un 25% adicional. Ingresa el código en la configuración de activación de tu PC y ¡listo! Tendrás Windows 10 completamente licenciado a un precio muy bajo, ¡y además podrás actualizarlo gratuitamente a Windows 11! Utiliza los enlaces en la descripción del video para obtener más información. Ahora hablemos de los chipset de las placas base, porque vaya que pueden ser confusos. Desde el b660 al b760, z690, z790, h610 y más allá. Lo primero en lo que debes enfocarte es el primer número que aparece después de la letra. Por ejemplo, en z b690, el número seis indica la generación de la placa base, también conocida como la serie del chipset en la serie 600 y 700. Las placas base b660 y b760, por ejemplo, son todas del socket LGA 1700, que es compatible con los CPUs de Intel de 14.ª, 13.ª y 12.ª generación. Las placas base con chipset de la serie 600 fueron lanzadas para la 12.ª generación de Intel y las placas base de la serie 700 fueron lanzadas para la 13.ª generación de Intel. Cabe destacar que no se está lanzando un nuevo chipset para la 14.ª generación, pero algunos fabricantes de placas base están lanzando nuevas versiones del z790, como el z790 aorus Pro X ax que nos ha enviado Gigabyte. Muchas gracias a Gigabyte por eso. Ahora hablemos de la letra en el nombre del chipset. Las placas base de la serie Z, como z690 y z790, están diseñadas para permitir el overclocking en los CPUs desbloqueados de la serie K, y también tienen aproximadamente el doble de líneas PCIe, lo que significa que generalmente tienen más puertos USB y otras conexiones en el panel trasero. Además, generalmente cuestan un poco más. Por lo general, recomiendo utilizar una placa base de la serie Z para los CPUs desbloqueados de 13.ª y 14.ª generación, como el i5 14600K, para aprovechar al máximo su potencial. Cabe mencionar que muchas placas base z790 tienen mejores trazados de memoria DDR5, lo que ayuda a la compatibilidad y estabilidad al utilizar memorias DDR5 ultra rápidas, especialmente en construcciones de juegos de gama alta. Más sobre DDR4 y DDR5 en placas base de Intel en breve. Luego tenemos las placas base de la serie B, como b660 y b760, que son ideales para CPUs bloqueados de Intel e incluso los CPUs desbloqueados más antiguos de 12.ª generación, especialmente el i5 12600K. La principal diferencia es que las placas base de la serie B no pueden hacer overclocking en CPUs desbloqueados de la serie K, como el i5 12600K, pero funcionarán bien en estas placas base. Cabe mencionar que las placas base de la serie B tienen un límite de potencia basado en la CPU, aunque muchas, pero no todas, te permitirán aumentar ese límite de potencia para obtener el máximo rendimiento. Cubrimos cómo hacer esto en nuestra guía «Después de armar tu PC». Las placas base de la serie B permiten hacer overclocking completo de la RAM, incluyendo el uso de perfiles de overclocking automático XMP. En términos de líneas PCIe, tienen aproximadamente la mitad que las placas base de la serie Z, y la parte más importante es que generalmente cuestan un poco menos, aunque también hay algunas placas base z690 económicas. Por último, tenemos los chipsets H, que pueden ser un poco confusos. Las placas base h610 son placas económicas que no cuestan mucho menos que las b660, y tienen algunas limitaciones, como la velocidad de memoria DDR4 limitada a un máximo de 3200. No las recomendamos por alguna razón. A pesar de eso, siguen fabricando algunos modelos de placas base h660 y h760, y en realidad son prácticamente iguales a las placas base b660 o b760, así que si encuentras una buena oferta en una de ellas, simplemente finge que es una placa base de la serie B.

Te puede interesar:  Actualiza tu PC con el B450 Tomahawk Bios

Hablemos de DDR4 versus DDR5 en CPUs de 14.ª, 13.ª y 12.ª generación de Intel. La decisión se toma al comprar la placa base. Muchas placas base LGA 1700 de Intel tienen dos versiones: una con soporte para memoria DDR4 y otra con soporte para memoria DDR5. Esto se debe a que DDR4 y DDR5 son tecnologías diferentes y utilizan diferentes sockets físicos. Hablaremos más sobre esto en nuestro video sobre la mejor memoria RAM para juegos en 2023, así que asegúrate de verlo para obtener más información. Lo más importante que debes entender es que tu elección de RAM queda bloqueada al comprar la placa base, así que asegúrate de que la elección de placa base coincida con tu elección de RAM. La BIOS de la placa base y la actualización de BIOS son realmente importantes para la selección de la placa base de Intel. La BIOS es el sistema operativo de la placa base y las placas base antiguas que salieron antes del lanzamiento de la 13.ª o 14.ª generación de Intel pueden no tener una BIOS actualizada y no se iniciarán correctamente. Afortunadamente, muchas placas base tienen una función de actualización de BIOS llamada BIOS Flashback, que te permite actualizar la BIOS sin necesidad de tener una CPU compatible. Gigabyte llama a esto Q-Flash Plus, donde puedes actualizar la BIOS a la última versión que descargues del sitio web del fabricante de la placa base. Cubrimos esto paso a paso en nuestro video de cómo armar una PC en 2023, así que te recomendaría verlo para obtener más información. Desafortunadamente, varias placas base no tienen esta función, especialmente las placas base de la serie 600 de Asus, así que asegúrate de obtener una placa base de la serie 600 o 700 con una CPU de 12.ª generación. Para la 13.ª generación, necesitarás una placa base de la serie 700 o una placa base de la serie 600 con la función de actualización de BIOS. Y para la 14.ª generación, necesitarás una de estas nuevas placas base de la serie 700 lanzadas específicamente para la 14.ª generación, como el z790 Aorus Pro X, o una placa base de la serie 600 o 700 con actualización de BIOS. Tamaño de las placas base. Hay cuatro tamaños principales de placas base, a los que llamamos factores de forma. El factor de forma ATX de tamaño completo, como estas, es un tamaño microATX que se llama «microATX» o «MATX» abreviado, y un tamaño miniatura que solo tiene una ranura PCIe, llamado «ITX» o «mini ITX», diseñado para construcciones de factor de forma pequeño. También existe un factor de forma Extended ATX o EATX, ligeramente más grande que estos, que cabe en la mayoría de los estuches de tamaño ATX, pero por supuesto, verifica las especificaciones y la compatibilidad antes de comprar un estuche. La mayoría de ustedes probablemente querrán una placa base ATX o micro ATX, pero también vamos a hablar de algunas placas ITX en nuestras recomendaciones. Ten en cuenta que la caja de PC que compres debe ajustarse a la placa base, y aunque las placas base más pequeñas encajarán en estuches más grandes de ATX, las placas ATX obviamente no encajarán en estuches diseñados exclusivamente para placas más pequeñas, así que verifica el tamaño y la compatibilidad antes de comprar un estuche. ¿Qué características deberías buscar en una placa base? Empecemos con el VRM de la placa base, que es el pequeño cuadrado medio que suministra energía a la CPU. Aunque la mayoría de las placas dicen ser compatibles con cualquier CPU de Intel hasta el i9, la realidad es que las placas base baratas, muchas veces, carecen de los VRM adecuados para CPUs con mayor número de núcleos. Lo que suele suceder es que el VRM puede sobrecalentarse y limitar el rendimiento de la CPU. Esta es una de las razones por las que suelo recomendar invertir en una placa base de calidad de la serie Z para CPUs con mayor número de núcleos y mayor consumo de energía, como los i5 14600K o i7 13600K, y CPUs superiores. Tenemos en cuenta esto en todas nuestras recomendaciones de productos específicos. También hablemos brevemente sobre la compatibilidad de dispositivos PCIe Gen 5 en la placa base, porque veo a mucha gente gastando de más en esta función totalmente inútil. Si bien las líneas internas PCIe Gen 5 de la placa base son geniales y te permiten conectar más dispositivos Gen 3 y Gen 4 a tu placa base, cuando se trata de las ranuras de la GPU y la SSD concebidas para funcionar a una velocidad Gen 5, no deberías gastar dinero extra para obtenerlas. Las GPUs Gen 5 ni siquiera existen aún, y el Gen 4 será suficiente durante varios años para el ancho de banda de la GPU. En cuanto a las SSD, la mayoría de los usuarios apenas aprovechan la velocidad de las SSD SATA, especialmente en los juegos, y mucho menos la velocidad de las SSD NVMe PCIe Gen 3 o Gen 4. Es muy probable que las GPUs y SSDs Gen 5 no ofrezcan beneficios tangibles durante la vida útil relevante de tu PC. Así que mi consejo es no gastar dinero extra en esta función. Hablemos de las conexiones de almacenamiento, empezando por los conectores m.2. Las placas base varían desde un conector para una unidad m.2 hasta cinco o más, dependiendo de la placa. Hay dos tipos principales de conectores m.2: uno destinado a dispositivos de almacenamiento y otro destinado a adaptadores de m.2 Wi-Fi. Estos conectores m.2 pueden funcionar a velocidades máximas diferentes, desde PCIe Gen 3 hasta Gen 4 y el nuevo y absurdo Gen 5. Muchas placas base ahora vienen con disipadores de calor integrados para las unidades m.2, así que ten eso en cuenta antes de comprar un SSD con disipador de calor preinstalado. Además, la mayoría de las placas base vienen con al menos cuatro conectores de unidades de disco duro (HDD) y hay placas que tienen un conector USB-C además de los puertos USB estándar. También vienen con conexión Ethernet por cable, y algunas incluso tienen Wi-Fi y Bluetooth integrados, aunque siempre puedes comprar un adaptador Wi-Fi USB o una tarjeta de expansión PCIe Wi-Fi por separado para agregar estas funciones más adelante. Pasemos a nuestras recomendaciones de productos, que todas están enlazadas en la descripción del video para que puedas comprobar los precios y la disponibilidad en tu región. Continuaremos actualizando esta lista, incluso si se lanzan nuevos modelos de placas base o si algún modelo se descontinúa. Comenzaremos con la mejor placa base para CPUs de 14.ª generación de Intel, como el i5 14600K. Si buscas una placa base de rendimiento medio y quieres utilizar memoria DDR5, te recomendaría la ASRock z690 PG Velocity. Tiene un precio de $158 y ha mantenido ese precio durante semanas. Viene con Wi-Fi, mejor sonido y una gran cantidad de conectividad en el panel trasero. Además, tiene una apariencia realmente atractiva y un gran VRM, por lo que puedes incluso utilizar un i9 14900K en esta placa base. Si estás dispuesto a gastar un poco más, te recomendaría la Asus ROG Maximus z690 Hero. Tiene un precio de $249 y viene con Wi-Fi 6E, muchas características y una pantalla LCD muy buena. Si buscas una placa base blanca, te recomendaría la MSI Z690 Force Wi-Fi. Es muy similar en cuanto a características generales a las placas anteriores, pero tiene una apariencia totalmente blanca. Si buscas opciones de la serie Z790 con características mejoradas, te recomendaría la Gigabyte Z790 Aorus EliteX AX por $279. Tiene Wi-Fi 6 y una gran conectividad en el panel trasero. También está la Asus Strix Z790-F por $340, que tiene una apariencia genial y gran sonido. En cuanto a la mejor placa base para CPUs de 12.ª y 13.ª generación de Intel, te recomendaría la MSI Pro B660M-A Wi-Fi. Cuesta $129 y tiene una gran conectividad en el panel trasero y es compatible con CPUs de la 13.ª generación, incluso el i7 12700F. Para CPUs bloqueados de la 13.ª generación, como el 13400, me gusta mucho la Gigabyte B760M. Tiene un precio de $119 y tiene características mejoradas en comparación con otras placas base de su rango de precios. Para CPUs de la 14.ª generación bloqueadas, como el i3 1200F, te recomendaría la ASRock B660M Pro4S, que tiene un precio de $99 y ofrece una buena conectividad en el panel trasero y buenos disipadores de calor. En cuanto a las placas base de presupuesto ultra bajo para CPUs I3, no necesitas mucho para funcionar con ellos, pero estamos buscando algo con disipador de calor en el VRM. Una buena opción para el i3 1200F es la Gigabyte B660M por $116. También estoy recomendando las placas base Gigabyte B760M y B660M, ya que tienen actualización de BIOS, Wi-Fi y buen VRM por $119-129. En resumen, hay muchas opciones de placas base para elegir, dependiendo de tu CPU y presupuesto. Recuerda elegir una placa base que satisfaga tus necesidades y tenga las características que necesitas, como buen VRM, conectividad USB, conexiones de almacenamiento adecuadas y memoria RAM compatible. Espero que esta guía te ayude a tomar una decisión informada al comprar tu próxima placa base.

Te puede interesar:  Ser el Mejor Jugador con Soc Champion

 

Deja un comentario