Habilitar Barra Redimensionable MSI: Descubre Cómo

La barra redimensionable MSI es una herramienta muy útil para los usuarios de ordenadores y laptops MSI, ya que les permite ajustar el tamaño de las ventanas de manera sencilla y rápida. Sin embargo, algunos usuarios pueden encontrarse con problemas al intentar habilitar esta función en su dispositivo. En este artículo, te explicaremos los pasos a seguir para habilitar la barra redimensionable MSI y así mejorar tu experiencia de uso. ¡Descubre cómo hacerlo en unos sencillos pasos!

Cómo personalizar el bar de herramientas: Habilita la opción de redimensionamiento

Si eres usuario de un ordenador MSI, seguramente te has preguntado alguna vez cómo personalizar el bar de herramientas para que se adapte mejor a tus necesidades. Una de las opciones que puedes habilitar es la de redimensionamiento, que te permite ajustar el tamaño del bar de herramientas para que ocupe más o menos espacio en la pantalla.

Para habilitar la opción de redimensionamiento, debes seguir estos pasos:

1. Haz clic derecho en cualquier parte del bar de herramientas y selecciona «Propiedades» en el menú desplegable.

2. En la ventana de propiedades, busca la opción «Ajustar el tamaño de la barra de herramientas» y marca la casilla correspondiente.

3. Haz clic en «Aplicar» y luego en «Aceptar» para guardar los cambios.

Con estos sencillos pasos, habrás habilitado la opción de redimensionamiento en tu barra de herramientas MSI. Ahora podrás ajustar su tamaño según tus necesidades y preferencias.

Recuerda que personalizar el bar de herramientas es una forma de optimizar tu experiencia de uso del ordenador. Además de habilitar la opción de redimensionamiento, puedes agregar o quitar iconos y cambiar el orden de los mismos para que se adapten mejor a tus hábitos y necesidades.

Siguiendo estos sencillos pasos, podrás disfrutar de una experiencia de uso más cómoda y eficiente en tu ordenador MSI. Personaliza tu barra de herramientas MSI y optimiza tu experiencia de uso con esta sencilla opción.

Descubre cómo comprobar si la barra de Resize está activa en tu navegador

Si estás buscando habilitar la barra redimensionable MSI en tu navegador, es importante asegurarte de que la barra de Resize esté activa en primer lugar. Si no lo está, no podrás utilizar la función de redimensionamiento de la barra MSI.

Para comprobar si la barra de Resize está activa en tu navegador, sigue estos sencillos pasos:

Paso 1: Abre tu navegador

Abre tu navegador web de confianza, como Google Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Paso 2: Accede a la página de configuración

Una vez que hayas abierto tu navegador, accede a la página de configuración. En Google Chrome, por ejemplo, puedes hacerlo haciendo clic en el icono de tres puntos en la esquina superior derecha de la ventana del navegador y luego seleccionando «Configuración» en el menú desplegable.

Paso 3: Busca la opción de barra de Resize

Una vez en la página de configuración, busca la opción de barra de Resize. Esta opción puede estar ubicada en diferentes lugares dependiendo del navegador que estés utilizando. En Google Chrome, por ejemplo, puedes encontrarla en la sección «Apariencia» de la página de configuración.

Paso 4: Verifica si la barra de Resize está activa

Una vez que hayas encontrado la opción de barra de Resize, verifica si está activa. Si está activa, la barra de Resize debería aparecer en la parte inferior de la ventana del navegador cuando pases el cursor sobre ella. Si no está activa, la barra de Resize no aparecerá y no podrás utilizar la función de redimensionamiento de la barra MSI.

Te puede interesar:  Tarjeta Gráfica Steam Deck: Incrementa tu Experiencia de Juego

Sigue los pasos mencionados anteriormente para comprobar si la opción de barra de Resize está activa en tu navegador y asegúrate de habilitarla si no lo está para poder utilizar la función de redimensionamiento de la barra MSI.

Descubre todo sobre Resize bar en la BIOS: ¿Qué es y cómo afecta al rendimiento de tu PC?

Resize bar en la BIOS es una tecnología que permite que la tarjeta gráfica acceda a toda la memoria del sistema en lugar de solo una parte. Esta tecnología ha sido introducida recientemente en los procesadores de Intel y AMD y puede mejorar significativamente el rendimiento de juegos y aplicaciones exigentes.

Para habilitar la barra redimensionable MSI, debes asegurarte de que tu placa base sea compatible con esta tecnología y que tengas la última versión de la BIOS instalada. Una vez que hayas verificado esto, puedes habilitar la barra redimensionable a través de la configuración de la BIOS.

La habilitación de la barra redimensionable puede tener un impacto positivo en el rendimiento de tu PC. Al permitir que la tarjeta gráfica acceda a toda la memoria del sistema, hay una mayor cantidad de datos que pueden ser procesados en un solo ciclo de reloj. Esto puede mejorar significativamente el rendimiento en juegos y aplicaciones exigentes, especialmente en resoluciones más altas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los juegos y aplicaciones se benefician de la barra redimensionable. Algunos juegos pueden tener un límite en la cantidad de memoria que pueden utilizar, lo que significa que no se verá una mejora en el rendimiento. También es posible que algunas aplicaciones no sean compatibles con la tecnología, lo que podría resultar en problemas de estabilidad.

Sin embargo, es importante verificar la compatibilidad de tu placa base y juegos antes de habilitar la tecnología para asegurarte de que obtienes los mejores resultados posibles.

Descubre cómo comprobar si tu PC es compatible con Resizable bar en simples pasos

Si eres un apasionado de los videojuegos y quieres sacar el máximo rendimiento a tu PC, es posible que hayas oído hablar de la Barra Redimensionable MSI. Esta tecnología permite que la CPU tenga acceso directo a la memoria de la tarjeta gráfica, lo que puede mejorar significativamente el rendimiento en ciertos juegos. Sin embargo, no todos los PCs son compatibles con esta función. En este artículo, te mostraremos cómo comprobar si tu PC es compatible con la Barra Redimensionable MSI en simples pasos.

Paso 1: Revisa tu hardware

Lo primero que debes hacer es comprobar si tu PC cumple con los requisitos mínimos de hardware para la Barra Redimensionable MSI. Esta función requiere una CPU de la serie Intel 3000 o AMD Ryzen 3000, una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 30 o AMD Radeon RX 6000, y una placa base compatible con Resizable bar. Si tu PC no cumple con estos requisitos, lamentablemente no podrás utilizar esta tecnología.

Paso 2: Actualiza tu BIOS

Si tu PC cumple con los requisitos de hardware, lo siguiente que debes hacer es actualizar tu BIOS a la última versión disponible. La mayoría de los fabricantes de placas base han lanzado actualizaciones de BIOS que permiten habilitar la Barra Redimensionable MSI en sus productos compatibles. Busca en la página web del fabricante de tu placa base la última versión de BIOS disponible para tu modelo específico y sigue las instrucciones para actualizarla.

Te puede interesar:  Compra tu MSI Twin Frozr II Ahora

Paso 3: Habilita la función en la BIOS

Una vez que hayas actualizado tu BIOS, debes habilitar la función Barra Redimensionable MSI en la configuración de la BIOS. Para ello, reinicia tu PC y accede a la BIOS pulsando la tecla correspondiente (suele ser DEL o F2) durante el arranque. Busca la opción de Resizable bar en la configuración de la BIOS y habilítala. Guarda los cambios y reinicia tu PC.

Paso 4: Comprueba la compatibilidad con tu tarjeta gráfica

Por último, debes comprobar si tu tarjeta gráfica es compatible con la Barra Redimensionable MSI. NVIDIA ha lanzado una herramienta llamada «Compatibilidad de Resizable bar» que te permite comprobar si tu tarjeta gráfica es compatible con esta tecnología. Descarga la herramienta desde la página web de NVIDIA y ejecútala en tu PC. Si tu tarjeta gráfica no es compatible, lamentablemente no podrás utilizar la Barra Redimensionable MSI.

Sigue estos simples pasos y podrás disfrutar de un mejor rendimiento en tus juegos favoritos.

NVIDIA Thinks These GPUs Are Worthless

Una vez, esta GPU era valiosa, pero ahora Nvidia dice que no vale nada, es basura. Sin embargo, como dicen, lo que es basura para uno, puede ser un tesoro para otro. Con Nvidia dejando de dar soporte a las series 700 y anteriores, ¿son estos GPUs basura electrónica o una oportunidad para conseguir una buena oferta mientras la gente se apresura a deshacerse de sus viejas tarjetas gráficas? Me refiero a que seguro esta tarjeta aún puede funcionar para jugar, ¿no? La respuesta puede sorprenderte, aunque no tanto como mi anuncio sorpresa del patrocinador. Ridge Wallet ha reinventado la billetera tradicional con su diseño compacto y placas bloqueadoras de RFID. Mantén tu billetera delgada usando el código de descuento Linus para ahorrar un 10% y obtener envío gratuito a nivel mundial.

Efectivamente, a partir de agosto de este año, Nvidia dejará de proporcionar drivers preparados para juegos para sus tarjetas basadas en la arquitectura Kepler, lo que incluye a la mayoría de sus tarjetas de la serie 600 y 700, desde la GT630 hasta la Titan Black. Sin embargo, eso no significa que estas tarjetas dejen de poder ejecutar videojuegos de repente. ¿Por qué no echamos un vistazo a una tarjeta Kepler de gama media, como esta GTX 760 Windforce? Puedes conseguir una tarjeta como esta por tan solo 70 dólares en eBay. Y si estás pensando que nadie sigue utilizando estas tarjetas, estás siendo un poco elitista. Según la encuesta de hardware de Steam, el 0,25% de los usuarios todavía utiliza una GTX 760, lo que no suena a mucho hasta que consideras que Steam tenía 120 millones de usuarios activos el año pasado, lo que significa que hay alrededor de 150 000 usuarios de Steam que todavía usan una GTX 760.

Uno de los casos de uso más atractivos para una GPU económica como esta es mejorar tu equipo de escritorio prearmado existente con una tarjeta gráfica más potente, convirtiéndolo en una plataforma de juego. La única consideración es que esta tarjeta utiliza un conector de alimentación de ocho pines y otro de seis pines, lo que requiere más energía que las tarjetas gráficas de referencia que solo utilizan dos conectores de seis pines. Además, esta tarjeta requiere alrededor de 107 W de potencia, por lo que es posible que necesites actualizar tu fuente de alimentación si quieres instalar una de estas tarjetas en un equipo prearmado, que generalmente tiene presupuestos de energía ajustados y carcasas pequeñas.

Te puede interesar:  Aprovecha la Última Oportunidad para Comprar Intel ACM

Sin embargo, es importante considerar cuáles son tus otras opciones para ahorrar dinero. Puedes comprar una consola de la última generación, como Xbox One o PlayStation 4, pero aún se venden por alrededor de 200 a 250 dólares. Si ya tienes una computadora, esta tarjeta gráfica podría ser una excelente opción si quieres jugar. Por ejemplo, el juego CS:GO, que tiene nueve años de antigüedad, sigue siendo el juego más jugado en Steam. Con esta tarjeta gráfica, puedes obtener más de 100 fps en resolución 1080p con el juego en configuraciones máximas. Lo mismo ocurre con Rocket League, que también se ejecuta sin problemas a más de 200 fps a 1080p. Aunque es cierto que estos juegos son de la misma época que las tarjetas gráficas de la serie 700 y están optimizados para funcionar en una amplia gama de hardware, también probamos juegos más exigentes, como Apex Legends y F1 2020, donde la tarjeta muestra sus limitaciones. Sin embargo, hay que destacar que estas tarjetas son más que capaces de seguir jugando a una amplia variedad de juegos, especialmente si se bajan las configuraciones gráficas.

A pesar de que Nvidia dejará de proporcionar drivers preparados para juegos para las series 700 y anteriores, no se puede decir que estas tarjetas se conviertan en basura electrónica de inmediato. Nvidia ha brindado soporte a estas tarjetas durante más de ocho años, lo cual es destacable en comparación con otros fabricantes de teléfonos Android que dejan de ofrecer soporte después de solo dos años. Además, hay varias razones prácticas por las que Nvidia podría dejar de brindar soporte a estas tarjetas, como las limitaciones de memoria de video y las limitaciones de API de DirectX 12. Por otro lado, las tarjetas de la serie 10 ofrecen una serie de ventajas, como soporte para resoluciones 4k y tasas de refresco de hasta 144 Hz, capacidad para reproducir contenido HDR y mejores codificadores de video.

Dicho esto, si estás buscando una oferta en una GPU en este momento, las tarjetas Kepler no son una mala opción. Sin embargo, es probable que los precios sigan bajando una vez que Nvidia deje de ofrecer soporte en agosto de este año. Si estás buscando una segunda computadora para jugar, una tarjeta Kepler descontinuada podría ser una buena opción. Para aquellos que ya tienen una GPU basada en Kepler, aunque ya no recibirán drivers preparados para juegos, aún podrán jugar muchos juegos modernos, aunque tal vez sea necesario bajar las configuraciones gráficas. En un futuro próximo, estaremos probando esto en un video adicional, así que asegúrate de suscribirte para recibir las actualizaciones.

 

Deja un comentario